Por una mayor presencia de mujeres en postproducción

Mujeres de los diversos campos de la postproducción abordaron la necesidad de una mayor presencia femenina detrás de las cámaras durante un evento celebrado recientemente en nuestras instalaciones de Los Ángeles.

Mujeres de los diversos campos de la postproducción abordaron la necesidad de una mayor presencia femenina detrás de las cámaras y en todo el proceso de producción durante un evento celebrado recientemente en nuestras instalaciones de Los Ángeles.

La velada se organizó en colaboración con el grupo Women in Post de la Hollywood Professional Association (HPA), con un debate moderado por la responsable de Postproducción de películas independientes y de estudio de Netflix, Heidi Vogel ("Un pliegue en el tiempo", "Pulp Fiction"). Durante la charla se trataron diversas cuestiones, desde la necesidad de mentores al comienzo de la carrera profesional hasta las claves de una colaboración exitosa entre bambalinas. No obstante, el tema central fue la creciente representación en la industria de la postproducción, algo que caló muy hondo en las aproximadamente 150 asistentes del sector.

Una de las ponentes, Tatiana S. Riegel, comentó la ausencia de colaboradoras en postproducción pese a llevar 34 años en la industria y trabajado con cineastas de la talla de Quentin Tarantino o Paul Thomas Anderson.

"Nunca he trabajado con una supervisora de sonido, una colorista, o una compositora, y creo que en 34 años tan solo he colaborado con una productora de efectos visuales", comentó Riegel en una charla de la Hollywood Professional Association Women in Post celebrada en la sede de Netflix en Los Ángeles. "Me parece algo realmente terrible", apostilla.

Por suerte, Riegel tuvo compañeras de altura en el evento. A la nominada al Óscar la acompañaron otras cuatro mujeres de distintos ámbitos de la postproducción: la productora de efectos visuales Lauren Ellis (Snowden, Money Monster), la compositora Germaine Franco (¡Tú la llevas!, Coco), la colorista de largometrajes Maxine Gervais (Black Panther, El francotirador) y la editora, mezcladora e ingeniera de sonido nominada al Óscar Ai-Ling Lee (El primer hombre], La ciudad de las estrellas [La La Land]).

La organización Women in Post de la HPA, fundada en 2013, busca dar visibilidad y oportunidades de liderazgo a las profesionales de la creación de contenidos en todos los medios a través de eventos de networking, charlas creativas, etc. La organización cuenta actualmente con más de 1000 socias.

"Ser una creativa en el mundo actual es realmente importante, porque en muchos campos solo ha habido una única voz, y ya sabemos cuál es", afirmó Germaine Franco. "Nuestras voces están repletas de nuestra experiencia como mujeres, y aportamos algo diferente a cada proyecto".

Además de la diversidad de género, Franco también mencionó la importancia de la diversidad étnica en la industria. Ella hizo historia al convertirse en la primera latina en ser invitada a unirse a la división de música de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas de EE UU, y la primera en recibir el premio Annie a la mejor música en un largometraje de animación por "Coco".

"Cuando participamos y colaboramos, estamos aportando una voz que no se ha oído en mucho tiempo, y no me refiero solo a las mujeres, sino a la gente de color", dijo.

Gervais habló de la importancia de sacar de su zona de confort no solo a la gente de la industria, sino también a los espectadores en sus casas. "Es otra forma de ayudar al mundo a experimentar ángulos y perspectivas diferentes".

En Netflix aspiramos a arrojar luz sobre las voces y culturas infrarrepresentadas gracias a nuestro contenido original, y lograr que haya más mujeres detrás de las cámaras es parte importante para lograrlo. En estos últimos años, la cantidad de películas originales de Netflix dirigidas por mujeres ha ido aumentando sin cesar desde que empezáramos a rodar largometrajes en 2015. (Los Angeles Times informó en 2018 de que Netflix estrenaría más películas dirigidas por mujeres en los siguientes cuatro meses que los seis mayores estudios de Hollywood juntos en todo el año hasta la fecha.) Muchas de estas películas también cuentan con mujeres en importantes puestos de postproducción, como Franco, que participó como compositora en la comedia de este año Alguien especial.

En 2018, un grupo de empleados de Netflix fundaron ION (Inclusion Outreach Networking) para fomentar las iniciativas de inclusión y diversidad mediante ponencias, eventos de networking, programas STEP y asociaciones de grupos de ciudades. Esta última iniciativa ha dado lugar a colaboraciones con ONG como RespectAbility, enfocada a ofrecer oportunidades a personas con discapacidad, y Exceptional Minds, que enseña efectos visuales a adultos jóvenes con autismo. Muchos de los participantes han sido contratados para trabajar en series y películas de Netflix.

No obstante, Franco insistió en que los debates y los programas son solo el principio. "Aunque todas las aquí presentes hablemos de ello, la realidad es que no avanzamos tan rápido como me gustaría", afirmó. "Para que podamos querer a esas personas como compañeros, también debemos educarlas".

Al ver a tantas mujeres de todos los ámbitos de la industria, Riegel se mostró más optimista sobre el futuro. “(Espero) que en un futuro hayamos cambiado para bien; que haya gente muy diversa en todos los departamentos", dijo. "De verdad espero que nadie más tenga que pasar 34 años sin esa experiencia".


Foto cortesía de la HPA

Más del Blog de la empresa

Principio