Del guion a la pantalla: Cómo empoderar la producción mediante la tecnología

Netflix ha cambiado mucho desde su lanzamiento hace 20 años y ha transformado las formas de dar vida a una historia. Además de convertirse en productor mundial de entretenimiento, ahora también es responsable del proceso de creación de una historia de principio a fin. Si bien el ámbito de producción es complejo y sofisticado, el proceso no ha recurrido a la tecnología, a tal punto que muchas otras industrias tienen que facilitar la innovación, la colaboración y la comunicación. En Netflix, tenemos un reto único: producir cada vez más contenido para países de todo el mundo, con un extenso grupo de profesionales de producción que crea entretenimiento para Netflix, directamente o por encargo. En los últimos dos años, analizamos el problema y nos entusiasman las posibilidades que encontramos para moldear la intersección de la tecnología y la producción.

Parte del esfuerzo se centra en una iniciativa llamada Prodicle, que, esencialmente, proporciona a nuestros equipos de producción freelance una variedad de tecnologías de aplicaciones para su ámbito. A partir de esta base, podemos aprovechar las tecnologías existentes (como G Suite de Google) para colaborar con nuestras producciones en tiempo real. Además, podemos presentar nuevas tecnologías para cambiar por completo los cimientos de la planificación y la logística de producción. Por ejemplo, así luce nuestra primera aplicación web progresiva llamada Prodicle Move.

Move intenta responder una pregunta simple: "¿Qué está pasando ahora en el set?". Queremos que cada usuario disponga de dicha información usando una app móvil que muestre datos claves del rodaje. El concepto en sí no es innovador, pero acceder a la información que solo se encontraba en los emails y archivos PDF y centralizarla en tiempo real abre un abanico de posibilidades que garantizan eficacia entre la producción y la vuelta al estudio.

Hemos probado Move durante meses en algunas de nuestras grandes producciones. Nuestros colaboradores de GLOW y Una serie de eventos desafortunados son solo algunos ejemplos de que existen ganas de cambiar las áreas claves del flujo de trabajo para probar algo nuevo. Tras unas semanas de probar el software y recibir comentarios, nuestros hábiles ingenieros pudieron crear nuevas funciones que generaron un ida y vuelta sólido para el desarrollo del software, una colaboración ideal de la que seguiremos aprendiendo y que seguiremos ampliando.

Históricamente, la industria del cine es ardua, compleja y, en muchos niveles, ineficiente. Piénsalo: cientos de personas que probablemente nunca trabajaron juntas se reúnen en lugares nuevos en cualquier parte del mundo y gastan millones según una sola idea. En producciones que incluyen varias locaciones mundiales, se suma más caos por los viajes, husos horarios, prácticas empresariales multiculturales, etc. El deseo de flexibilidad da mucha libertad a los creativos, pero genera más carga a la producción en los procesos organizativos. Se debe fomentar y preservar el cine como una forma de arte, y por eso es importante mejorar los elementos operativos que lo sostienen. ¿Por qué? Porque alivia la carga de los procesos operativos y permite al equipo dedicar más tiempo a ejercer su labor creativa.

Muchos de los procesos rudimentarios presentes en cualquier empresa prevalecen en el espacio de producción. La administración del personal, las relaciones de recurso-proveedor, el planeamiento y la logística, la comunicación internacional, la protección y la seguridad son todos elementos claves en la creación de contenido. Lamentablemente, debido a la complejidad del entorno de producción, dichas necesidades aprovecharon muy poco la tecnología moderna. Tras reconocer la necesidad, varias empresas de software han intentado resolverla para el mercado de producción, pero las soluciones no son sólidas ni lo suficientemente articuladas para cumplir con las necesidades de nuestras variables de contenido. En Netflix, los beneficios de software deseables se terminan convirtiendo en los necesarios. Intentamos respaldar el crecimiento de software para la producción defendiendo este cambio desafiante pero necesario.

Nos esforzamos por apoyar tres iniciativas personales claves: el tiempo, el empoderamiento y el impacto. Empoderamiento: el sentimiento de contribución significativa. Impacto: los resultados de dicha contribución a través del tiempo bien invertido.

Nos centramos en aprovechar el poder de la tecnología para habilitar a nuestros socios creativos y eliminar las cargas tácticas en la gestión de producciones a escala para los artistas y el equipo. Nos apasiona empoderar a las personas para que den lo mejor en los proyectos de Netflix y creemos que la tecnología, sumada a los talentosos creativos, nos ayudará a alcanzar esos objetivos.

Enfrentamos muchos desafíos, no será fácil su adopción mientras nos adentramos en un entorno plagado de legados. Creemos que el éxito depende de encontrar y desarrollar soluciones que beneficien de la misma manera la producción y el estudio. La colaboración entre Netflix, la comunidad tecnológica y la comunidad de producción de entretenimiento es clave.

Sigue nuestro blog sobre tecnología para consultar futuras publicaciones y obtener más información sobre los intentos de desarrollo y nuestra próxima estrategia táctica para incluir la tecnología en la producción y el estudio.

Chris

Chris Goss es director de Studio Technology en Netflix

Más: Blog empresarial

Índice de velocidades de ISP para Netflix de febrero de 2018

A continuación, presentamos algunos datos destacados de febrero sobre el Índice de velocidades de ISP para Netflix y los proveedores de servicios de internet (ISP) que ofrecen la mejor experiencia con Netflix en el horario de mayor audiencia. Leer más

Principal